mayo 24, 2012

Liuchucollpa

Hace años, en la parte alta de la comunidad de El Tambo, en Bambamarca, casi no había vivientes. La zona estaba llena de monte y, en varios lugares, podía encontrarse collpa o sal en pequeños manantiales. Hasta ahí llegaban, desde lejos, a beber los venados. Por eso se llama así –aunque ahora también le llaman Alto Perú–: Liuchucollpa, el abrevadero de los venados.
Esta es la tierra del compañero Javier Huamán Lara, nuestro Coordinador General, y ahí estuvimos hace poco, compartiendo y reuniéndonos, conversando y debatiendo, leyendo y celebrando.
Los mayores nos siguen enseñando –con su ejemplo y su ternura–, el valor del estar juntos, el contento de ser parte de la comunidad en la que todo vive y todo es persona; en la que todo está entrelazado.

Lo nuestro

Cuando recién empezamos el trabajo del Programa Comunitario para el Acompañamiento de Niños con Capacidades Proyectables, tuvimos la suerte de aprender las bases de la medicina homeopática por medio de una amiga alemana que es médico en esta especialidad.
Aprender las preparaciones generales, abre las posibilidades de aplicar estas técnicas a los conocimientos nuestros sobre plantas medicinales y otros elementos usados tradicionalmente en los Andes.
Desde entonces, los coordinadores del Programa Comunitario –y hace varios años el Equipo de Maestros o Curanderos que se formó– hacen exactamente eso: preparar medicamentos naturales “haciendo conversar” los saberes ancestrales con los conocimientos de la medicina natural y homeopática de otros lugares.
Y sí, funciona. Nuestros coordinadores sustentan que si bien ahora hay enfermedades que antes no existían, también ahora saben preparar las plantas medicinales andinas de otras maneras.
Gracias a estos esfuerzos y experimentos surgió, por ejemplo, la D4 de callana del cerro. Callanas son los retacitos de cerámica que nuestros abuelos nos han heredado.
También hay callanitas con dibujos muy lindos –como las que encontramos en los libros “Iconografía de Cajamarca” publicados por la Red– con los que los curanderos en el campo suelen curar el susto.
Pero los Maestros también preparan cremas de ruda o de eucalipto, macerados de diegolópez y cachorrillo, frotaciones con molle y tabaco contra golpes, vacunas y muchos remedios más.
Para eso se reúnen una vez al año, como este 20 de abril, donde prepararon otra vez muchos medicamentos para los niños atendidos por nuestro Programa.
¡Gracias Maestros! Sin su esfuerzo nuestra salud no sería la misma.

Leyendo en la feria


Con participación masiva de los pobladores de la ciudad y del campo, el coordinador de Bibliotecas Rurales del distrito de Sócota – Cutervo, Abel Vásquez Saucedo, y en coordinación con los bibliotecarios rurales –que suman 18 en este distrito–, desarrollaron el Festival de Lectura el día 30 de enero del 2012 con motivos de la feria patronal “Virgen de la Candelaria” del distrito. Hemos contado con la participación activa de la población de diferentes edades, sobresaliendo la participación de las niñas.
Esta acción nos ha animado a generar un espacio para el concurso de lectura entre niños.
La actividad ha sido de mucha importancia y la participación de los niños fue premiada con pequeños incentivos para la lectura.
Esta fiesta de leer y leer para el resto nos permitirá continuar adquiriendo el gusto por la lectura.
Abel Vásquez Saucedo

mayo 23, 2012

Salud y medio ambiente

En el contexto cajamarquino, la salud de una persona depende más que en otros lugares de la salud de todos y del todo. Por eso, este 21 y 22 de abril, cuando se reunieron los Coordinadores del Programa Comunitario de la Red, empezamos a trabajar el tema de Salud y medio ambiente. Este contenido ha sido considerado tan importante por el equipo que forma casi un eje transversal en nuestro plan de capacitaciones para los próximos años.
Pero también tratamos otros temas en este encuentro de capacitación. Aprendimos sobre nuestros huesos y articulaciones, estudiamos cuadros de enfermedades como retardo mental o síndrome Down, rescatamos sobre alimentos que mejoran nuestra salud y aprendimos dinámicas para organizar y mejorar nuestro trabajo con los grupos de padres en el campo. Eso, y mucho más.
En medio de nuestro Encuentro de capacitación nos llegó la triste noticia del fallecimiento de Gabi. Nos chocó mucho saber que esta niña –casi un símbolo de nuestro trabajo– dejó de estar con nosotros. Rezando pedimos su acompañamiento para nosotros, siempre.
Así como la salud es de todo y de todos, también compartimos aprendizajes, dolores y risas. Eso sólo es posible con los vínculos de comunidad y gran familia.

Libros y Díaz


Gabriela Díaz se integró como voluntaria de la Red desde muy joven. Poco a poco fue especializándose en el calco de la iconografía cajamarquina, acompañando el proceso de rescate cultural y gráfico que lleva a cabo nuestra institución.
Aunque Gabriela tuvo que retirarse para poder atender a sus niños, nunca ha perdido su generoso vínculo con nosotros.
Consciente de la enorme demanda de lectura que hay en el campo, Gabriela nos visitó hace poco cargada de libros suyos para donárnoslos.
Esta comunidad sigue vigente por gratuidades y gratitudes como las de Gabi.

mayo 02, 2012

François y Giuseppe

Giuseppe Tedeschi (italiano) y François Waledisch (francés) –especialistas en fotografía y sonido–, completan el equipo que dirige Pier Paolo Giarolo para la producción de la película sobre nuestra organización.
Teniendo como sede la central de la Red, el equipo viene pasando la mayor parte de su permanencia en las propias comunidades, en la medida que nuestro quehacer se ubica ahí mismo.
La grata presencia de Giuseppe y François anima de veras, por la amistad que se ha desarrollado en este tiempo de compartir y caminar.