julio 18, 2017

Visita

Hace apenas unas semanas recibimos la visita de un grupo de estudiantes, con los profesores Elías Rengifo y Guissela Gonzales, de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ellos llegaron con el ánimo franco de conocer de cerca nuestra experiencia.
Antes de venir, acopiaron libros de algunos amigos y nos los trajeron, generosamente, para nutrir nuestro Centro de Canje: Reconocemos con sinceridad y afecto este gesto solidario.
Pudimos sostener más de una reunión en la que compartimos diversos aspectos relacionados con nuestro quehacer. Pudimos también visitar una biblioteca en el campo, en la que pudo observarse directamente la dinámica comunitaria de animación a la lectura y afirmación cultural.

Solidario

Hace algunos días recibimos una valiosa donación de libros para nuestras bibliotecas.
El Sr. Iván Ledesma Vílchez se comunicó con nosotros para ofrecernos  algunos libros de su colección personal y aportar así a las tareas de nuestra Red en las comunidades.
No nos conocemos personalmente, pero ha visto y ha leído acerca de la propuesta y sabe que su donación será bien recibida y utilizada por nuestros lectores.
Desde este espacio queremos reconocer su gesto solidario. Así también comprobamos que en este país y en el mundo entero –a pesar de las privatizaciones y los desamparos–, prevalece la buena gente capaz de acciones sinceras y desinteresadas.

julio 12, 2017

¡Asamblea!

Cada Asamblea de la Red es sinónimo de encuentro, juntura, comunidad, la oportunidad grande para compartir nuestros caminos y andares.
“Gracias por avisarme, ya estoy separando mi tiempo”, “Estoy visitando mis bibliotecas”, “Saludos de mis bibliotecarios”… así, emocionados, responden los coordinadores voluntarios de la Red cuando les avisamos que la Asamblea ya está cerca.
Toca ver quién los reemplaza en ese tiempo con los trabajos en la chacra; toca recoger los libros para el canje, los registros de lectores, el aporte para la olla común. Y aquí ir preparando todo. Es minga: trabajo comunitario y voluntario.
En el fondo es fiesta, porque se celebra y enhebra.
¡Bienvenidos, compañeros!

Valentina


Desde hace una par de semanas contamos con la grata compañía de Laura Valentina Bocanegra Villegas, estudiante de Ingeniería industrial y Tecnóloga en diseño, implementación y mantenimiento de sistemas de telecomunicaciones.
Ella vino por tierra desde Cali, Colombia, para integrarse como voluntaria con nosotros. Le ha tocado bregar con varios días de viaje y luego con las bajas temperaturas de este tiempo en Cajamarca.
“Me entusiasmé en conocer Bibliotecas por lo que mi mamá me contó –dice Valentina–, pero además creo que esta propuesta es una forma de oposición a un sistema que, simplemente, nos está educando para ser consumistas sin importar el ambiente, un sistema al que solamente le interesa satisfacer caprichos. Bibliotecas Rurales da otra opción: abre la mente de las personas para que sean capaces de tener criterios y puedan elegir un camino diferente.
Me gusta ayudar, quiero poner a disposición lo que he aprendido”.
Laura Valentina se ha integrado en las tareas cotidianas de la Red, revisando nuestro sistema de comunicaciones y electricidad, y ahora apoya en el Centro de Canje preparando los libros que llevarán los coordinadores a las diferentes comunidades en la próxima Asamblea.
Gracias, Valentina, por tu entereza, por acompañarnos compartiendo el entusiasmo y la alegría.
¡Bienvenida a la comunidad!

Semillas germinando en Huamachuco

Me sentí honrada con la tarea de regresar a Huamachuco, Departamento de La Libertad, unas semanas después que de iniciar diez nuevas bibliotecas rurales en los barrios populares de la ciudad.
Fui recibida cordialmente por las hermanas Yesi y Rocío Altamirano, coordinadoras y educadoras del Proyecto Amigo, la organización con la que estamos enyuntados en esta tarea.
Con Rocío pasamos un día entero caminando entre los barrios y visitando las bibliotecas emergentes. Fue una alegría ver las semillas ya arraigadas: Cada bibliotecaria había acomodado amorosamente nuestros libros en sus nuevos espacios, donde esperan recibir comuneros animados a quienes puedan compartirse.
En su recepción, cada bibliotecaria demostró humildemente su dedicación y voluntad para ser un impulso en sus barrios, para juntar libros y almas. Desde la joven Maribel Agreda, que está construyendo su hogar, a Doña Irma Vera Valderrama, quien es una dirgente local en la Ronda (organización comunitaria de justicia) de su barrio… ¡El grupo de nuevas integrantes es tan diverso como brillante!
¡Gracias por la amable bienvenida y por asumir este camino!
Lynda Sullivan
Voluntaria de la Red